El partido contra el rival más fuerte y en su casa. Y en hierba natural, a la que no estamos acostumbrados. No era suficiente, no. Añadamos entonces una baja, dos bajas, tres bajas, muchas bajas. Los planetas se conjuntaron esta vez para la catástrofe. Jaén Rugby Sub16 fue machacado por Granada y sólo nos resta darles a éstos la enhorabuena.

De aquí nos vamos a finales de enero de 2017 para viajar a Málaga a disputar el último encuentro de la fase de liga. Todos los jugadores se recuperarán de las magulladuras que tienen ahora, tanto en el cuerpo como en el alma, para afrontar este último encuentro con el ímpetu y las ganas de jugar que han demostrado en todos los partidos pasados.

Volveremos a ver a Nerea, a Elena, a César y Alfonso formando la primera línea de combate para conseguir ganar el balón. A Álvaro, a Cristian y a Adrián empujando desde los tacos clavados en el suelo. A Mana, Carlos, Lolo y a Julián dejándose la sombra atrás al entrar en un ruck o al taponar cualquier agujero. Volveremos a ver a Edu diciendo nada por aquí nada por allá ¡ops! Y a Javi presionando arriba antes de que nadie parpadee. Y veremos a Carmen y a Luis superar en varios puntos la velocidad de la luz. Y a Lea y a Marina, a Ethan y a José Luis ayudando dónde y cómo se pueda y a Blanca y a Clara y a Dani dejando el aliento unos metros atrás, pegados a la línea. Y a Fernando surgiendo desde atrás para abrir la lata de los partidos.

Chicos, sois vosotros. Vosotros habéis traído la magia al Campo de las Lagunillas. Sois los Sub16. De Jaén Rugby.

A %d blogueros les gusta esto: