El JaenRugby inicia una captación deportiva a través de los distintos centros educativos de la localidad, durante los meses de Febrero y Marzo.  Cerca de dieciséis son los colegios a los que, en un principio, quiere llegar el club. Trabajando en las horas de educación física de los distintos centros, nuestros monitores utilizarán el juego de rugby como medio formativo, recreativo y educativo. Cada sesión se adecúa a los diferentes niveles de maduración de los jóvenes, usando leyes sencillas de aprender de forma progresiva, e incentivando una práctica deportiva segura, divertida y sin presiones.

Alicia, Rafa Teruel, Nandi y Jorge serán este año los responsables de coger el testigo y dar continuidad a los muchos años de trabajo y a la dilatada trayectoria de nuestro Club en la divulgación de nuestro deporte a través de los centros educativos de nuestra ciudad buscando nuevos talentos que incorporar a nuestros equipos. Esta campaña, que a la postre será la más ambiciosa de todas las llevadas a cabo en los casi 30 años de historia del Rugby en Jaén, está auspiciada por nuestros patrocinadores, Software del Sol, Noaja y El Mercado que comparten con nosotros la importancia de la divulgación de nuestro deporte y sus valores.

Además de la visualización de un vídeo formativo, las sesiones tendrán como componente principal la participación de los alumnos en distintas actividades y juegos que los familiarizarán con nuestro deporte y ayudarán a descubrir nuevos talentos.

Todos los participantes recibirán una papeleta para un sorteo de material deportivo del Club que tendrá lugar una vez finalizadas las sesiones en el Centro correspondiente. Así mismo, todos los alumnos interesados recibirán como obsequio un tríptico editado por nuestro Club y subvencionado por nuestros patrocinadores con un resúmen de las normas más importantes del Rugby.

Con esos cuatro monitores … seguro que pronto tenemos montones de nuevos jugadores entrenando.

Hablar de captaciones del Jaén Rugby y no mencionar a Juan Ramón (alias Hommer) suena extraño después de la encomiable labor que ha realizado a lo largo de muchos años. Seguro que tarde o temprano encuentra un hueco y se deja caer por algún cole desplegando sus “encantos captadores”

A %d blogueros les gusta esto: