Jaén Rugby lo volvió a conseguir, el pase a semifinales ya es un hecho. Con 38-7 ante el CAR Sevilla se vuelve a proclamar campeón del partido y del Trofeo SOFTWARE DELSOL.

En agradecimiento a nuestro patrocinador Oro de la temporada 2016/2017, la Junta Directiva había bautizado el encuentro como Torneo Software del Sol en una jornada en la que directivos y empleados de la empresa disfrutaron de una agradable jornada de convivencia.

Con una grada abarrotada, el Director de Software del Sol, hacía el saque de honor en un día en que el ambiente fue el máximo aliciente de la jornada. El Jaén Rugby no falló y consiguió una nueva victoria que suponía la décima de la presente campaña y que además les otorgaba el pase a semifinales.

Jaén Rugby no quiso dejarse contagiar por el casi inevitable exceso de confianza al que invitaba el marcador de la ida (3-37) y salió centrado en su faceta ofensiva. Los primeros cinco minutos de partido iban lo que, a la postre, sería la tónica del resto del encuentro. Jaén Rugby en posesión del balón era incisivo y peligroso pero en defensa impaciente e indisciplinado. La primera jugada sirve de ejemplo para todo lo anterior, Fernando Pulido se hacía con un balón del suelo en el primer ataque de los locales para colarse bajo palos, Niño convertía y hacía el 7-0. Acto seguido CAR Sevilla recuperaba un balón del saque de centro y una innecesaria lucha del ruck perdido se transformaba en golpe en contra. Fue el guión para el resto de minutos.

Unas cuantas fases después del primer error del partido, Fernando Pulido ponía de nuevo distancia en el marcado con una jugada ensayada, exquisitamente ejecutada, que hizo arrancar los aplausos de la grada tanto para habituales como para nóveles. Niño fallaba en la transformación dejando un 12-0 en el tanteador.

Poco después, Jaén volvía a cometer varios golpes seguidos pero afortunadamente los sevillanos no tuvieron su día en las touches al contrario que los delanteros verdes,  faceta en la cual estuvieron brillantes tanto ofensiva como defensivamente. Los minutos en donde la posesión no era de ninguno, el juego se definía en las fases estáticas y en el breakdown, en la primera, Jaén Rugby firmó su mejor partido en lo que llevamos de temporada sobre todo en las touches, algo que ayudó a suplir la falta de posesión en el ecuador de la primera mitad.

Pero como bien dice el refrán “si juegas con fuego terminas quemándote” y con tantos golpes en contra, el castigo tarde o temprano se transforma en puntos en contra. En un descuido defensivo en la línea, el segundo centro sevillano rompía entre los centros para posar bajo palos y poner 7 puntos para su equipo en el marcador.

Eduardo Liébanas ejercía su función de entrenador llamando al equipo bajo palos tras el jarro de agua fría y sacaba de su estupor a los suyos enchufándolos para los minutos posteriores. De nuevo llevaba el Jaén Rugby peligro a la veintidós contraria pero volvía a escuchar el silbato y de nuevo a correr hacia atrás para marcar los diez metros que determina un penal en contra. Era tal vez desalentador cometer tantos errores en la lucha por el oval en el ruck pero los locales en ningún momento redujeron la marcha. Rafael Teruel aprovechaba de nuevo un error en la touche sevillana para recoger un balón en tierra de nadie y nutriéndose del desconcierto defensivo, atravesar la defensa para poner tierra de por medio y así resarcirse del anterior error que hizo que el equipo encajara cinco puntos. Desde fuera se veía a un Jaén que cada vez que conseguía encadenar más de tres fases ponía en apuros a la defensa visitante. Jorge Gómez colgaba el balón a la espalda de la defensa aprovechando el desgaste de los primeros cuarenta minutos y Jaime De Castro culminaba la jugada con una emocionante carrera superando a contrarios y atrapando el balón que quedó rodando en el in goal, cuarto ensayo jiennense y primer ensayo del canterano con el equipo sénior. La primera parte se cerraría con 24-7.

En la segunda parte vimos a un Jaén Rugby más apagado por la falta de posesión y los excesivos golpes en contra que hacían imposible encadenar fases en ataque. De los cuarenta minutos finales tal vez un 60% Jaén Rugby los pasó defendiendo y observando como el CAR Sevilla mandaba el balón una y otra vez a la touche. El cuerpo técnico se mordía las uñas en la banda buscando respuestas que no llegaban, demasiados golpes, demasiada indisciplina en defensa, demasiadas acciones precarias que daban alas al rival. El marcador no se movía y el partido se volvía monótono. Llegaron los cambios y dieron un soplo de aire fresco al quince que empezaba a frustrase. Los cambios en la primera línea hicieron recuperar balones que empezaba a ser escasos en manos de los verdes y de nuevo llegó el juego y el ataque, allá por el minuto 50, Francisco Carmona conseguía el quinto ensayo tras una magnífica jugada de delantera, convertido por Jesús Niño, 31-7. Diez minutos después, cuando Jaén volvía a recuperar parte de su juego, Carmona aprovechaba una patada de Rafael Teruel a la espalda de la defensa para conseguir el sexto ensayo y el segundo en su cuenta personal, también convertido por Jesús Niño, 38-7.

El partido moriría con el CAR Sevilla en posesión del balón y muy cerca de conseguir el segundo ensayo, pero el trabajo de la delantera en la defensa del pick and go sevillano fue crucial. Jaén Rugby no quería que lo último que se recordara del partido fuera un ensayo del equipo visitante y a pesar del amplio resultado, no cedió hasta que el balón salió fuera y sonó el pitido final. Los verdes mostraron su respeto al rival no dejándoles atravesar de nuevo la zona de marca.

Jaén Rugby queda así clasificado para las semifinales del campeonato andaluz donde ya espera San Jerónimo, cerrando un partido extraño en donde si tal vez el equipo no hubiera cometido tantas infracciones se hubiera podido ver otro resultado pues cada vez que el quince local asediaba campo contrario con buena posesión llegaban los ensayos. Seguro que el cuerpo técnico trabajará el ruck esta semana y no cejará en su objetivo por alcanzar la final.

Después del encuentro, Fulgencio Messeguer Galán, Director ejecutivo de Software del Sol, hacía entrega de los trofeos a ambos equipos y recibía, de manos del presidente de la entidad, Eduardo Sánchez, una camiseta del club enmarcada, como agradecimiento a su colaboración. Posteriormente, directivos y empleados de Software del Sol participaron junto a jugadores y aficionados del tradicional tercer tiempo. Mientras, algunos monitores del Club, con la excusa de entretener a los niños asistentes con juegos de rugby, seguían con su incesante labor de búsqueda de nuevos talentos (alguno hubo que apuntaba maneras).

El próximo domingo en Las Lagunillas, en horario aún por determinar, el Jaén Rugby disputará el encuentro correspondiente a la ida de semifinales frente al CR San Jerónimo de Sevilla.

A %d blogueros les gusta esto: