Así es, el título del presente artículo describe muy bien la situación vivida por las personas que acudieron a ver el encuentro entre los Tartessos rugby club y los sub 14 del Jaén rugby. Un partido donde el Jaén rugby se llevó la victoria por un ajustado 29-34.

Comenzó el partido con un dominio total del Jaén rugby sobre el oval. Tal fue el dominio que en el minuto 5 de juego, los jiennenses inauguraron el marcador con un 0-5, ensayo al que siguió Javier Sánchez con dos ensayos en los minutos 12 y 18 de juego. Con un holgado 0-19 para el conjunto jienense, tras un descuido, los tartessos conseguían una escapa por el lateral del campo y hacían su primer ensayo 5-19. El Jaén rugby no debía descuidarse ante un equipo que jugaba en casa, y el estadio se volcaba para animar a su equipo. Otra acción colectiva de la tres cuartos jiennense hizo que Javier García posase el balón bajo palos, convirtiendo el marcador en 5-26. Con esta amplia ventaja se llegó al descanso.

El descanso le vino muy bien al conjunto local, que tras realizar unos cambios en su alineación, salió a darlo todo en el encuentro. Tan solo 3 minutos de juego hicieron falta para que el nueve del conjunto Onubense hiciera su segundo ensayo sin transformación. Tal era el cambio de actitud, que en el minuto 44 de juego, el marcador mostraba un 15-26. La frescura en la tres cuarto se vio llegar cuando Gabriel López entró en la línea y facilito el ensayo a Ramón Guzmán, el cual amentaba la distancia en el marcador para el conjunto jiennense, 15-31. Quedaban menos de 15 minutos para el final del encuentro, cuando Manuel Gonzalez tras una fatídica caída con el hombro, tuvo que ser sustituido. Psicológicamente los jienenses se vinieron abajo tras perder a unos de los mejores placadores de su equipo,  esta desventaja fue aprovechada por el equipo contrario que sumo un ensayo más en su marcador 22-31. Quedaba muy poco para terminar el encuentro, pero como suele decirse, hay partido hasta que el árbitro no pita el final.  Un golpe de castigo que Javier Sánchez transformó, le daba algo de alivio al conjunto jienense 22-34. El encuentro no veía su fin y otra lesión se sucedió, esta vez con Javier García, el cual tuvo que ser sustituido. Los jugadores de los Tartessos confiaban en la remontada y entraban a luchar todos los balones, que ante un descuido de la defensa jienense, hacían su último ensayo 29-34. Final del encuentro, final que dejo emoción hasta el último minuto, un partido emocionante que se caracterizó por la deportividad y el respeto ante todos los presentes.

En el terreno extra deportivo, nuestro equipo Sub14 conseguía una victoria aún más importante que la conseguida en el terreno de juego cuando al dejar el albergue en el que pasaron la noche del viernes, los responsables de la expedición recibían la enhorabuena por parte de los empleados del hospedaje por el excelente comportamiento de los jóvenes del Jaén Rugby. Una camarera a la que se le cayó una bandeja durante el servicio de la cena quedó gratamente impresionada al comprobar que nuestros jugadores se levantaban y le ofrecían su ayuda para recoger los objetos caídos.  Eso también es Rugby !!!

A %d blogueros les gusta esto: