Desde el comienzo del encuentro se notaba falta de garra en el equipo jiennense. La delantera, con importantísimas bajas, no podía contener a la granadina. Las melés se perdían al igual que nuestros frontales rucks y, a medida que transcurría el encuentro, se nos prohibieron las touches, a pesar de que el equipo de Jaén era netamente superior al principio.

La consecuencia fue la falta de balones a los tres cuartos y la dificultad de las jugadas con los pocos que llegaban. Hay que destacar que en varias ocasiones el lamentable estado del césped artificial del estadio de Las Lagunillas se erigió en protagonista ocasionando varios resbalones y caídas y propiciando la lesión de Javi López que terminó de ser la puntilla para que desapareciese la conexión delantera-tres cuartos.

No obstante Granada nos ganó por el mínimo 12-15 que consta en la extraña acta oficial. Este resultado nos aboca a terminar la competición en las últimas plazas del Grupo Élite de manera casi segura, aunque recordemos que este año no hay eliminatorias y la clasificación registra el resultado de enfrentarse todos los equipos entre sí, dando las primeras posiciones, creemos que más justamente, a los mejores equipos al no eliminarse entre sí.

 Nuestra enhorabuena a Granada por el resultado y al equipo de Jaén por seguir intentándolo todo en cada encuentro.

A %d blogueros les gusta esto: